Saltar al contenido
Tréboles!

¿Qué significan los duendes en el Día de San Patricio?

leprechaun san patricio

El maravilloso mundo de las leyendas y los mitos ha dado lugar a la creencia de que en el mundo real conviven algunos de los personajes que aparecen en los diversos relatos. Quién no alguna vez escuchó en primera persona, aunque nunca se ha terminado de comprobar, gente que dijo haber visto a sirenas, monstruos y criaturas de toda índole. 

    Sin embargo, y a diferencia de otros personajes mitológicos, la existencia de los duendes habla de su existencia en todos los países del mundo con total indiferencia de que pueblos los hubieran habitado antes.      

Si bien en Irlanda no hay muchas historias sobre los duendes, es porque tienen los suyos propios: los leprechauns, y sí hay una leyenda un tanto peculiar.

La historia de San Patricio y los duendes

En el ámbito popular de Irlanda existe una vieja historia que vincula a los duendes con San Patricio, el santo patrono de Irlanda. 

   Según cuenta la historia, luego de haber fundado su primera iglesia, San Patricio comenzó su tarea de evangelización convirtiendo a los celtas paganos, primeros habitantes de Irlanda, al cristianismo. Luego de haber realizado varios milagros, la fe cristiana comenzó a expandirse y a ganar varios adeptos por toda la isla.

     Sin embargo, así como la acción del santo produjo una transformación en las creencias religiosas de los celtas también generó una fuerte disputa con los druidas, que eran los sacerdotes de los dioses paganos. Los druidas tuvieron que idear un plan ante el temor de que el cristianismo finalmente triunfe y relegue a sus deidades a un segundo plano. 

leprechaun san patricio

    Fue entonces que el plan de los druidas consistió en invocar a un ejército de duendes con la intención de que le hicieran la vida imposible a San Patricio y a todos aquellos que se habían convertido al cristianismo. Estos pequeños seres, mediante jugarretas y engaños, comenzaron a hacer varios desmanes y destrozos por todos los templos y santuarios cristianos.

     Los feligreses cristianos, cansados de tanto caos y desidia, comenzaron a quejarse porque no podían rezar y rendir culto a su nuevo Dios. En ese momento, sabiendo que era obra de los druidas, San Patricio decidió hacerles frente con las siguientes palabras: 

“En nombre de Dios Todopoderoso yo los expulso, espíritus impuros”

     Estas simples pero efectivas palabras sirvieron para que los duendes dejaran de molestar a los fieles y a su vez, consiguieron romper el hechizo de los druidas.

     Es por eso que en Irlanda la figura de San Patricio es muy utilizada aún a día de hoy para realizar exorcismos de duendes y protección contra estos, ya que se considera que los duendes no soportan la imagen del hombre que los desterró de la casa de Dios. Además, no es de extrañar que tampoco sean muy apreciados estos pequeños seres mitológicos por la Isla Verde. Aún así, se dice que cada 17 de marzo, el día de la fiesta nacional, todos los duendes salen de sus escondites para hacer de las suyas y hacernos saber que no son personajes fantásticos.